Jorge González, el rebelde que con ‘Los Prisioneros’ desafió la dictadura de Augusto Pinochet.

publicado en: Música | 0
Jorge González en un concierto en Chile

Hablar de Jorge González es hablar de un rebelde con causa, un contestatario eterno amado por todo Chile a pesar de sus excesos y polémicas. Le perdonan de todo porque fue el que en las peores épocas de la dictadura de Pinochet habló por ellos, por la juventud, por el chileno de a pie que no hablaba por miedo a la represión, fue el único artista de la época que se dio el lujo de decirle a los ‘milicos’ lo que se le dio la gana con música.

En 1984 la banda conformada por Jorge Gonzalez, Claudio Narea y Miguel Tapia lanzan su primer álbum en formato casete ‘La voz de los ‘80’ que vendió cerca de 105 mil copias en tan solo unos meses. Desde aquí, comienza la historia de ese chico rebelde y contestatario. Canciones como ‘Sexo’, ‘Latinoamérica es un pueblo al sur de los EE.UU’, ‘No necesitamos banderas’ y ‘Brigada de negro’ todas de autoría de Gonzalez salen en este primer álbum, estas con letras claramente en contra de los ideales de la dictadura militar. Fue considerado con la banda inclusive “Peligro para la estabilidad del régimen” luego de un show musical en la Televisión Nacional de Chile en ese momento controlado por Pinochet.

El álbum ‘Pateando piedras’ terminaría por agrandar y consolidar el éxito de Los Prisioneros, una producción lanzada con una Chile en estado de sitio por el plebiscito que se avecinaba para saber si el dictador Augusto Pinochet continuaba o no en el poder. Claramente Jorge Gonzalez estaba con el No y lo hacía saber públicamente en sus conciertos, lo que causó que los militares le cancelaran más de 36 presentaciones en el año 88 por todo chile y que estuviera en la lista de artistas amenazados por ser opositores de la dictadura. Este quizá es el álbum más exitoso de la banda, canciones como ‘Las Industrias’ ¿Por qué no se van? , ‘El baile de los que sobran’ y Pa pa pa’ se hacen populares por todo el continente.

Grabado mural de Los Prisioneros hecho para el Museo a Cielo Abierto en San Miguel.

Pinochet pierde el plebiscito y deja el poder. Los Prisioneros dejan de hacer canciones con temáticas sociales y se aventuran a temas más románticos en su tercer álbum ‘Corazones’ lanzado en 1990, esto le costó muchas críticas a la banda. Tras esta tercera producción el trio se separa, primero por una pelea de González con su guitarrista Claudio Narea según escribió este último en su libro ‘Mi vida como prisionero’ por una infidelidad de su novia con su amigo y compañero, lo que llevó a que inclusive se fueran a los golpes.

En solitario intentó en varias ocasiones tener la misma repercusión como con Los Prisioneros pero nunca le fue bien, es así como en 2001 se vuelve a juntar con sus antiguos dos compañeros y anuncian el regreso de la banda. Llenan dos días seguidos el Estadio Nacional batiendo record con más de 140 mil personas. Participan en ‘La Teleton’ y en el concierto en vivo para todo Chile hace otra polémica, en mitad de la canción ‘Quieren dinero’ nombra a varios apellidos de los organizadores de ese evento insinuando que estos solo quieren dinero. Por esos años el guitarrista Narea es expulsado nuevamente de la banda y tras una rueda de prensa programada para presentar a su nuevo guitarrista, Gonzalez se para de la silla furioso y tira todos los micrófonos de los medios de comunicación al suelo por una pregunta de una periodista a cerca de la pelea con su ex compañero y ex guitarrista de la banda.

Esta sería solo una radiografía muy breve de ese músico mítico que hizo grande el rock chileno, uno que canta con ‘huevo’ como dicen sus amigos y él mismo, un hombre que fue y es rebelde hasta con la enfermedad que casi lo mata y que lo dejó con problemas de motricidad en 2015. En un concierto previo a su enfermedad no pudo seguir cantando, se sentó y sus ayudantes cantaron por él, muchos aprovecharon para tildarlo de drogadicto, pero lo que no sabían era que en realidad se le avecinaba un terrible accidente cerebro vascular.

El pasado 3 de diciembre en la más reciente versión de La Teletón Chile fue uno de los invitados especiales, cantó y se le vio interpretando inclusive una de las canciones de su más reciente álbum ‘Trenes’ producido días antes de su accidente, su voz es distinta por su enfermedad y las dificultades al moverse son notorias, pero aún así no perdió nunca su escancia. Un hombre que fue aplaudido por todo Chile, no por su triste historia con la enfermedad, fueron unos aplausos de agradecimiento a un artista que supo ser vocero de su generación (como bien lo dice su primer álbum) ante posiblemente la dictadura militar más cruel que vivió el continente.

Jorge González recibe de manos de la Presidenta Michelle Bachelet el Premio a la Música Nacional, categoría Música Popular (2016).

 contacto@elrelojcultural.com

Dejar una opinión