Hoy hace 26 años caía la Union Soviética. Top 5 de las mejores películas de la URSS.

publicado en: Cine | 0
Sergei M. Eisenstein durante el rodaje de una de su películas.

La ‘Guerra Fría’ fue una confrontación no directa entre la URSS y los EE.UU por establecer ideológicamente su política a nivel mundial. Una guerra ideológica, social, económica, deportiva y hasta artística entre el Comunismo y el Capitalismo que inicia inmediatamente después del fin de la Segunda Guerra Mundial, aunque tiene sus antecedentes tras la Revolución Bolchevique que lleva al poder a Vladimir Lenin en 1922. Ambos países utilizaron el ‘séptimo arte’ como arma propagandística, siendo claramente el de la URSS un cine más vanguardista y artístico que el de los EE.UU. Así la Union Soviética le aporta al ‘séptimo arte’ no solamente grandes películas que hoy son fundamentales en cualquier escuela de cine, sino también grandes teóricos  de un arte naciente hasta ese momento. Directores como Serguéi Eizenshtéin, Dziga Vértov y Lev Kuleshov por ejemplo son los grandes padres de la teoría del montaje cinematográficoRepasemos 5 de esos grandes clásicos que nos aportó la Union Soviética al ‘séptimo arte’:

5 –  Ven y mira – Elem Klímov (1985): Película de encargo para celebrar el cuarenta aniversario de la victoria aliada en la Segunda Guerra Mundial, relata a través de los ojos de un niño progresivamente endurecido por el sufrimiento, la matanza sistemática de los habitantes de las aldeas bielorrusas durante la guerra.(FILMAFFINITY)

4 – Stalker – Andrei Tarkovsky (1979): En un lugar de Rusia llamado “La Zona”, hace algunos años se estrelló un meteoro. A pesar de que el acceso a este lugar está prohibido, los “stalkers” se dedican a guiar a quienes se atreven a aventurarse en este inquietante paraje. (FILMAFFINITY)

3 – Octubre – Serguéi Eizenshtéin (1928): Reconstrucción de los acontecimientos ocurridos desde Febrero hasta Octubre de 1917. Una película en la que, siguiendo la filosofía comunista, no había personajes principales. La habilidad de Eisenstein y su experiencia se ve en los rápidos movimientos y en el ritmo en el montaje, así como en la construcción de intensas secuencias que no fueron bien entendidas por las tempranas generaciones rusas. El estreno se retrasó hasta 1928 debido a la presión de algunos grupos influyentes y, además, se cortaron algunas escenas. Aparecen en el filme muchos de los protagonistas de la revolución: los Guardias Rojos, los soldados y los marineros.(FILMAFFINITY)

2 – El hombre de la cámara – Dziga Vertov (1929):  Describe el trascurso de un día en una ciudad rusa mediante cientos de pinceladas fílmicas sobre la vida cotidiana. Podría decirse que se trata de un retrato puntillista en el que sólo la totalidad de los breves retazos permiten percibir la ciudad en su totalidad. Con la complicidad de su hermano, el operador Mikhail Kaufman, Vertov, fiel a su teorías, no permite ni por un momento que se pueda suponer que alguno de esos retazos pueda imaginarse inventado. Por ello en el vertiginoso montaje que plasma la fascinación de Vertov por el constructivismo y el futurismo, introduce constantemente imágenes del operador que con su cámara está filmando la realidad que le rodea. (FILMAFFINITY)

1- El acorazado Potemkin – Serguéi Eizenshtéin (1925): Basada en hechos reales ocurridos en 1905, narra como la tripulación del acorazado Príncipe Potemkin de Táurida se cansan del tratamiento vejatorio e injusto de los oficiales. El detonante de la situación es la carne podrida que éstos quieren que los marineros se coman. Con este motín comienza el reguero revolucionario por Odesa y toda Rusia.(FILMAFFINITY)

 contacto@elrelojcultural.com

Dejar una opinión