¿Somos esclavos de los celulares? Análisis del video de Moby “Are You Lost In The World Like Me?”

publicado en: Literatura, Música, Opinión | 0

LOS IMAGINARIOS Y LA SOCIEDAD

“Are You Lost In The World Like Me?” se llama el nuevo video del compositor de música electrónica Moby junto a la agrupación The Void Pacific Choir, parte del disco “These systems are failing”. El video contó con la colaboración del ilustrador Steve Cutts, quien fue famoso también por su cortometraje titulado ‘Man’. El corto es una clara y contundente crítica al sistema y al consumismo en torno a los celulares y principalmente a las redes sociales como Facebook, Instagram, Snapchat y Tinder. A continuación realizaremos un análisis sobre este imaginario y la sociedad.

Fotograma del video.

Es en el siglo XVIII donde comienza un gran cambio en el mundo, se da inicio a la Revolución Industrial con la energía eléctrica y la máquina a vapor. Esta revolución por mucho tiempo creó el imaginario de progreso, hasta que en el siglo XX nos encontramos con uno nuevo; el de la Revolución Digital. En estos momentos nos encontramos todavía en la transición de una revolución a otra, aunque claramente más en el final que en el inicio. El cambio de lo mecánico y análogo a lo digital ya está casi hecho en un 90%. Nos estamos dirigiendo a lo que ahora se denomina Sociedad de la información, y aunque todavía no hemos llegado completamente, es evidente que la gran mayoría nos encontramos conectados (Emili Prado, 2003).

A lo anterior, el mítico compositor de música electrónica Moby lanzó junto con el ya famoso ilustrador Steve Cutts una crítica al sistema consumista; pero en especial a las redes sociales como Facebook, Instagram y Tinder en su video Are you lost in the world like me?

Un reflejo de cómo hemos caído en la trampa de las redes a tal punto de olvidarnos de nuestro alrededor, y aunque tal vez sea un pesimismo demasiado exagerado por parte del autor — que se refleja ya desde el mismo nombre de la canción — resulta eficaz a la hora de reflexionar sobre la forma como nos comportamos ante este imaginario moderno. ¿Alguien crea estos imaginarios?

Fernando Savater nos dice que el hombre desde el principio hace un ‘pacto’ con la sociedad a través del lenguaje para que este nos brinde sus servicios: protección, auxilio, compañía, información, entretenimiento; pero a cambio nosotros también tenemos que servirle a la sociedad. “La sociedad nos sirve pero también hay que servirle”, y una forma de hacerlo es con las leyes e imposiciones que el hombre mismo ha pactado a través de consensos (Fernando Savater 1992, 9-14).

Comparando, lo que verdaderamente critican Moby y Cutts es la forma como estamos utilizando los servicios que nos brinda la sociedad, pues es a través de los celulares y el internet – que es lo que principalmente se critica en el video – donde nos sentimos protegidos, acompañados, donde nos informamos y nuestro objeto de entretenimiento; lo totalmente opuesto a la muerte que siempre queremos evitar. La sociedad nos sirve mucho pero cada vez le servimos menos.

Esta mentalidad e ideología colectiva que critican los autores en el video es un imaginario, entendiendo este como la influencia de lo material sobre la vida social de las personas. Ante esto, el psicólogo y psicoanalista Cornelius Castoriadis afirma “Hablo de auto creación, no de autorganización. En el caso de la sociedad, no encontramos un ensamblado de elementos preexistentes, cuya combinación podría haber producido cualidades nuevas o adicionales del todo. Los cuasi “elementos” de una sociedad son creados por la sociedad misma” (Cornelius Castoriadis 1997, 5).

Hasta aquí tanto Castoriadis como Savater nos han hablado de la Sociedad, un concepto que inclusive lo intentó plantear Aristóteles antes de nuestro cálculo de tiempo. En La Política plantea que “el estado es una asociación que busca un bien común” y que “el hombre es naturalmente sociable”. Nos habla de la sociedad como hecho natural y de la familia como base del estado (Aristóteles, 37-41).

En la familia, en los pueblos y en los estados, siempre existirán conflictos, puesto que no todos tenemos la misma forma de ver el mundo. Savater afirmaba que la sociedad nos moldea como personas pero que ese molde no es el mismo para todos y por eso para evitar pasar por encima de los demás y lograr vivir en armonía sin necesidad de disolvernos o matarnos se originó la política, otro imaginario de la sociedad.

En realidad política es a lo que Savater se refiere cuando nos habla de “servirle a la sociedad”, y es gracias a ello que tenemos “el disfrute de beneficios, derechos y a la defensa de ideas, valores y creencias religiosas o filosóficas”. Este servicio que le brindamos a la sociedad es la política: “intento de resolver las diferencias mediante una decisión que obligará a todos sus miembros” (Josep Valles 2000, 18-28).

Pero si como dijo Castoriadis “la política y la democracia son creaciones imaginarias, y por tanto las diversas formas de sociedad, son esencialmente el resultado de la creación imaginaria de los pueblos, esto es, cada sociedad crea un mundo a partir de un elemento que posee el ser humano en singular y los colectivos en general: el elemento imaginario” (Castoriadis, 1989) entonces, la política no es la culpable de crear estos imaginarios como muchos lo piensan. Con anterioridad se experimentó con diferentes sistemas como la monarquía absoluta, pero se crearon muchos conflictos y brechas sociales, causando que entre hombres se pactara bajo consenso – lo que nos diferencia de los animales según Savater — nuevos sistemas como la democracia liberal – en Francia y los Estados Unidos inicialmente — y otros como el Socialismo Soviético y Nacionalismo Alemán (Josep Valles 2000, 85-95).

Según lo anterior podemos decir que la sociedad cambia de imaginarios sociales o políticos cada que se ve en un conflicto demasiado generalizado, o a medida que se van creando otros pactos ‘políticos’ para mejorar el anterior ideal. Por esto, la política que como ya dijimos es un imaginario, juega el papel de cuestionar y pactar otros imaginarios; y si es el caso, ayudar a la sociedad cambiándolos bajo un conceso. Moby y Cutts hacen una crítica al sistema y a ese imaginario moderno que según ellos nos va a llevar a la destrucción. En este caso, se logra la crítica apoyándose en el arte y sin necesidad de llevarlo a lo político; entendiendo que esta visión del sistema resulta muy subjetiva y que el hombre sólo logrará interpretarla dependiendo de la reflexión que adopte después de verlo, aunque claramente, el objetivo sea generar una discusión y crear conciencia colectiva.

 

BIBLIOGRAFÍA:

  • CASTORIADIS, Cornelius. (1989). La institución imaginaria de la sociedad. Vol II. El imaginario social y la sociedad. Barcelona: Tusquets Editores.
  • VALLÉS, Josep. (2000). Ciencia política: Una introducción. El estado como organización política, 85-9. Barcelona: L’Hospitalet de Llobregat.
  • CASTORIADIS, Cornelius. (1997). El imaginario social instituyente. Barcelona: Zona Erógena.
  • PRADO, Emili. (2003). La brecha digital o el peligro de la exclusión de la sociedad de información.
  • VALLÉS, Josep. (2000). Ciencia política: Una introducción. ¿Qué es la política? 18-28. Barcelona: L’Hospitalet de Llobregat.
  • SAVATER, Fernando. (1992). Política para amador. Henos aquí reunidos, 9-14. Barcelona: Editoria Ariel, S.A.
  • ARISTÓTELES. (A.C). La Política. De la sociedad civil – De la esclavitud – De la propiedad – Del poder doméstico. Origen del estado y de la sociedad, 37-41.

 contacto@elrelojcultural.com

Dejar una opinión