Se cumplen 40 años de la primera publicación de ¡Que viva la música! de Andres Caicedo.

publicado en: Literatura | 0

Andres Caicedo se convirtió sin duda en uno de los más grandes escritores de culto en el país. No solo fue famoso porque se suicidó como dicen algunos, además, escribió reseñas cinematográficas (tenía una gran pasión al cine ) en diferentes diarios de Cali, fundó cine clubes como el del Teatro San Fernando, escribió guiones cinematográficos y una cantidad importante de cuentos cortos; pero sin duda por lo que más se le recuerda es por su ya mítica novela escrita ¡Que viva la música! que se publicó exactamente hace 40 años gracias a Colcultura, entidad que buscaba nuevos talentos literarios de la mano de Juan Gustavo Cobo Borda.

Andres Caicedo

Este año se cumplen 40 años de la desaparición del escritor caleño, por ende su libro ¡Que viva la música! que tanto se esforzó por publicar cumple la misma cantidad de años, pues se dice que Caicedo se suicida exactamente el mismo día que le entregan la primera edición en sus manos. Desde entonces, y de una forma casi que acrecentada con el tiempo, la novela se fue convirtiendo en un culto no solamente para los caleños sino también para todo colombiano amante de la literatura urbana. La vida acelerada de María del Carmen Huertas pasó de mano en mano entre los estudiantes y jovencitos de los ochentas, noventas y ahora del nuevo milenio; tanto así que el director caleño Carlos Moreno se atrevió a hacer una adaptación con una película del mismo nombre.

En una muy sentida crónica de Rosario Caicedo para Las 2 Orillas publicado en 2014 narra su visita a Juan Gustavo Cobo Borda quien fue uno de los más grandes responsables de que se publicara la novela. Allí narra la forma como intentó publicar obras de jóvenes talentos de la época por orden de Colcultura e inclusive la carta de Editorial L Canal y Asociados a esa entidad donde expresan su preocupación por el contenido de la obra Caicedo entendiendo que era una “apología a las costumbres y vicios actuales”.

Carta de Editorial L a Colcultura rescatada por Luis Ospina

Lo único cierto es que ¡Que viva la música! es una de las pioneras en literatura urbana en el país con gran influencia en Julio Cortazar y Mario Vargas Llosa. Una obra que aunque escrita muy musical, como si fuera un Long Play donde por un lado sonaran canciones de Los Rolling Stones y por el otro la salsa bestial de Richie Ray y Bobby Cruz.

Mientras tanto su hermana Rosario prepara una gira por todo el país para conmemorar los 40 años de la desaparición de su hermano. El 4 de marzo se espera que esté de visita en el Museo La Tertulia acompañado de seguidores del escritor que más que un mal ejemplo es un genio.<p

A continuación algunas canciones más importantes que se nombran en la obra:

 

 

 contacto@elrelojcultural.com

Dejar una opinión