Breve historia de Cine Colombia a propósito de sus 90 años.

publicado en: Cine, Patrimonio | 0

El próximo 7 de junio la empresa Cine Colombia cumple 90 años y para celebrarlo dará un ‘Día de cine gratis’ en más de 282 salas de 12 ciudades. Los horarios en los que se podrán asistir son de 12 del mediodía, 3 p.m., 6 p.m. y 9 de la noche, y con anticipación se informará al público las películas a las que podrán acceder. Les contamos la historia de una de las empresas más exitosas y reconocidas del país.

El cine en Colombia en sus comienzos siempre fue tormentoso, mientras países de la misma región como Argentina, Brasil, Cuba y México avanzaban a pasos agigantados y veían en el cine una industria económica importante, en Colombia, era todo lo contrario. Las guerras civiles que vivió el país a finales del siglo XIX y principios del XX imposibilitaron la llegada masiva de empresarios extranjeros dedicados al comercio y exhibición de cinematógrafos y estancaron la visión de empresarios criollos que no veían en el cine una oportunidad de crecer económicamente. Solamente los hermanos Di Doménico (Vincenzo y Francesco) y Belisario Diaz se atrevieron a hacerlo, los primeros, dos hermanos italianos que habían llegado a Bogotá luego del éxodo masivo de ciudadanos que salieron de Italia hacia diferentes partes del mundo (principalmente a Argentina) y el segundo, un chocoano radicado en la costa atlántica que había vivido varios años en La Habana luego de la Guerra de los mil días y que había regresado a Cartagena para conformar la empresa La Heroica, encargada de exhibir cine en el salón del mismo nombre.

“Yo no conocía el trabajo del cine, pero la idea de entregarnos a este negocio nos vino después de que un italiano pasando por la Martinica trabajó a Point-a-Pitre con un éxito maravilloso” – Hermanos Di Doménico

Es así como los hermanos italianos se hacen con los primeros negocios de exhibición de películas con la empresa La Sicla  (Sociedad Industrial Cinematográfica Latinoamericana) que operaba principalmente desde el salón Olympia en Bogotá y cuya competencia era Belisario Díaz con su empresa cinematográfica del mismo nombre, que operaba principalmente desde Barranquilla y Cartagena. Lo anterior no solamente desencadenó una competencia entre ambas empresas, sino que también, una rivalidad profunda entre la costa y el centro del país. Finalmente la empresa de Belisario Díaz atravesó complicados problemas económicos a mediados de 1926 y para 1927 la vendió a unos empresarios antioqueños que habían fundado el 7 de junio de ese año, una compañía llamada Cine Colombia. Finalmente, los hermanos Di Doménico también entraron en quiebra y vendieron su franquicia cinematográfica a la joven empresa antioqueña en 1928; es así como Cine Colombia queda sola en el negocio de la exhibición y distribución de cine en el país por muchos años.

“Salió para Cartagena, de donde seguirá para Europa, después de entregar su empresa cinematográfica a los ‘Cines Colombia’, el señor

Belisario Díaz” El Tiempo, 14 de diciembre 1927

Cine Colombia antes de comprar las empresas de Belisario Díaz y los hermanos Di Doménico exhibía solamente en el Teatro Circo España de Medellín; lugar de propiedad de los 20 empresarios antioqueños que la fundaron. El primer gerente general fue Roberto Arango. Luego de comprar las empresas antes mencionadas, se asociaron con los hermanos Acevedo para producir el Noticiero Cineco (en esa época como no había tanta televisión, la gente se enteraba de lo que pasaba en el país y en el mundo a través de la prensa escrita y los noticieros de cine).

Teatro Circo España de Medellín
Prensa anuncia la alianza Cineco – Hermanos Acevedo

La compañía comenzó a crecer, adquirió diferentes teatros emblemáticos en las principales ciudades y construyó modernos templos de cine que invitaban a la gente a tener una experiencia única. Por ejemplo, se construyeron los teatros CID en Bogotá, Medellín y Cali y el Teatro Embajador en la capital. En 1972, se funda el primer autocine de Colombia en la ciudad de Cali (Autocine El Limonar), proyecto que se convierte en su principal emblema y en la muestra de que se está en una bonanza económica importante.

El País de Cali anuncia la inauguración del primer AutoCine del país, El Limonar.

Finalmente en 1988, el grupo Mayagüez del Valle del Cauca; dueño de varios ingenios azucareros, se hacen dueños de la compañía y nombran como gerente al bugueño Munir Falah, empresario de ascendencia palestina que estudió en California y que fue nombrado en ese cargo por conocer de cerca la industria cuando vivió en Norte América.

“Tengo una compañía que no entiendo. Unos meses gana, otros pierde. Es Cine Colombia”. Holguín apeló al destino como argumento para convencer a Falah: “Usted, que se crió en la ciudad donde se dio la materia prima de este negocio, debería hacerse cargo de Cine Colombia”. Y Falah se le midió al reto. – Revista Dinero. Un negocio de película.

Munir Falah es el gerente de la empresa desde 1990 hasta la fecha, a pesar de que en 2010 Cine Colombia fue vendida en su totalidad de acciones al Grupo Santo Domingo, dueño de un emporio económico importante. Actualmente, tiene cerca del 50% del mercado en el país y su ritmo de crecimiento económico es uno de los más altos dentro de las compañías de propiedad de los Santo Domingo. Se está a la espera de la apertura de más de 60 nuevas pantallas en todo el país.

contacto@elrelojcultural.com

Dejar una opinión