Top: las veces que el fútbol se manchó de sangre y política.

publicado en: Efemérides/Historia | 0

Cuando la pelota se mancha…

El fútbol es considerado el gran ‘Deporte Rey’. Desde un inicio logró captar miles de seguidores por todo el mundo, especialmente en América Latina, donde se hizo popular gracias a los barcos que llegaban a los principales puertos de esta parte del mundo, como Buenos Aires. La pasión por el balompié logró romper la frontera de todos los continentes e hizo que países donde históricamente no se vería este deporte como gran potencia (Cuba, EE.UU, Australia, Venezuela, Sudáfrica, entre otras), comenzaran a fijarse en él. Es precisamente esa gran pasión de las masas la que hizo que políticos y gobiernos de diferentes tendencias, ideologías y épocas, comenzaran a utilizarlo con fines políticos. Se utilizó para distraer, camuflar, cometer algún delito o masacre y hasta para hacer propaganda política. A continuación, algunos de los casos más famosos y sonados:

  • 5 – COLOMBIA – EL DÍA QUE UN PARTIDO OCULTÓ UN HOLOCAUSTO: El 6 de Noviembre de 1985 es una fecha marcada por todos los colombianos, al igual que el 9 de abril de 1948. Ese día, un comando armado de la guerrilla del M-19 se tomó el Palacio de Justicia en pleno centro histórico de la ciudad de Bogotá. El objetivo era hacerle un juicio político al presidente Belisario Betancur, por lo que ellos consideraban incumplimiento a los acuerdos de paz que se estaban llevando a cabo con esa guerrilla. El resultado fue desastroso: 33 guerrilleros, 11 soldados y 43 civiles muertos; además, hubo 11 civiles desaparecidos. ¡Un completo holocausto! La toma y los combates duraron 27 horas, pero lo extraño de esta historia es que la mayoría de personas asesinadas llegaron de las balas del Ejército Nacional de Colombia, en lo que se denominó la ‘Retoma del Palacio’. Al parecer el ejército se excedió en su fuerza y terminó siendo el responsable hasta de los desaparecidos. Algunos indican que ese día hubo un pequeño golpe de estado al presidente Betancur, lo que no permitió que se desarrollara una negociación con esa guerrilla, quien a través de los medios de comunicación radiales y televisivos clamaba por ello. Según se dice, uno de los objetivos del M-19 era generar a través de los medios una movilización ciudadana cercana al Palacio (Centro Histórico de la capital) para presionar al gobierno a una negociación. Por ese entonces, la Ministra de Comunicaciones Noemí Sanín ordenó suspender la transmisión en radio y televisión de los acontecimientos del Palacio, según ella, para evitar un ‘nuevo Bogotazo’. En consecuencia, en televisión se comenzó a transmitir un partido Millonarios vs unión Magdalena del octagonal final del fútbol colombiano. Hay que recordar que el Club Los Millonarios es uno de los equipos más populares de Colombia y el más importante de la ciudad de Bogotá.
    Fotografía de la ‘Retoma’ del Palacio de Justicia.
  • 4 – ESPAÑA – FRANCISCO FRANCO, EL REAL MADRID Y LA EUROCOPA DEL 64: Para nadie en España es un secreto que el Real Madrid era el equipo del dictador Francisco Franco, como tampoco es un secreto que utilizó el fútbol como propaganda política durante toda su dictadura militar. Se dice que Franco, implementando un régimen nacionalista asociado a este deporte, obligó a las directivas de algunos equipos a cambiar sus nombres con fines nacionalistas, por ejemplo, el equipo vasco Athletic Bilbao cambió su nombre a Atlético, entre otros casos. El Real Madrid entre finales de los 50s y los 60s se convirtió en el equipo más poderoso de Europa y el mundo, esto gracias a un poderoso equipo encabezado por el legendario Alfredo Di Stéfano ¿Qué más propaganda política internacional que esa? La leyenda dice que Franco se interpuso para que el jugador argentino que venía de Millonarios de Colombia no llegara al FC Barcelona, que ya lo tenía casi fichado. El jugador en un solo día pasó del club catalán al equipo ‘merengue’. En 1964 España organizó la Eurocopa, ¿Adivinen qué? España salió campeón en el mismísimo Santiago Bernabéu, ante nada más y nada menos que la Unión Soviética. La imagen de Franco saludando y entregándole la copa al capitán de la Selección Española le dio la vuelta al mundo. Algunos historiadores e investigadores afirmaron tiempo después que el dictador contempló la posibilidad de echarle alguna sustancia a la bebida de los jugadores de la Unión Soviética para hacerles bajar su rendimiento durante el partido, pero se dice también que finalmente desistió de esta posibilidad para evitar problemas diplomáticos.
    Francisco Franco entregándole el trofeo de la EUROCOPA a el capitán de la selección española en el Santiago Bernabéu.
  • 3 – EGIPTO – LA MASACRE EN EL ESTADIO Y LA PRIMAVERA ÁRABE: Sin duda este ha sido el acontecimiento más cruel y triste de los últimos años. Entre 2010 y 2013 se llevaron a cabo en los países árabes lo que se conoció como la ‘Primavera Árabe’, que fue una serie de manifestaciones populares cuyo objetivo era terminar con algunos regímenes totalitarios en algunos de estos países e instaurar la democracia. En ese contexto se llevó a cabo un partido entre el Al Masri y el Al Ahli correspondiente a la liga egipcia. El partido iba 3-1 a favor de los locales cuando un grupo de aficionados de este mismo equipo saltaron a la cancha para perseguir a los aficionados del equipo rival dentro y fuera de la cancha, arrinconándolos lanzando piedras y botellas contra ellos. El saldo final: 74 personas muertas y 300 heridas.  Hasta aquí todo parece dentro de lo deportivo (producto de barras ultras), pero no fue así; el equipo Al Ahli se proclamaba como defensor de la ‘Primavera Árabe’, mientras que Al Masri se mostraba fiel partidario incondicional del régimen de Mubarak. Al final 71 personas fueron juzgadas y 10 terminaron recibiendo la pena de muerte.
    Fotografía de los disturbios en el estadio.
  • 2 – ITALIA – EL MUNDIAL DE MUSSOLINI E ITALIA CAMPEÓN DEL MUNDO: En 1934, Italia se hizo organizador del segundo campeonato mundial de fútbol, el primero en realizarse en tierras europeas. Benito Mussolini fue un dictador italiano que gobernó desde 1922 hasta su muerte en 1945, producto de la Segunda Guerra Mundial (donde resultó perdedor). En los años 20s y 30s Europa vivía una tensa calma luego de que se pactara terminar la denominada Primera Guerra Mundial. Habían muchos países inconformes por la forma como se había repartido política y geográficamente el viejo continente y África luego de terminada la guerra, uno de esos países fue Italia, que producto de eso llevó al poder al populista Mussolini; quien prometía recuperar la grandeza que tuvo este país desde la época del imperio romano. Fue él junto a su amigo Adolf Hitler quienes iniciaron la Segunda Guerra Mundial, pero antes de esto consolidaron sus regímenes con populismo a través de diferentes medios como la naciente radio y el apenas consolidado deporte de masas: el fútbol. Mussolini hizo cuanta triquiñuela pudo para quedarse como organizador del mundial de 1934, logrado su objetivo, el próximo y más importante era ganarlo a toda costa. “Mussolini era consciente de la importancia que el fútbol estaba tomando, poco a poco, en la sociedad internacional. Por ello, exportar a medio mundo la imagen de una Italia ganadora era sinónimo de poder, por lo que ganar el Mundial se convirtió en el principal objetivo político”. El dictador optó por la corrupción y el orgullo patriótico de sus jugadores para llegar a la final, por ejemplo, en un partido contra España varios de sus jugadores agarraron a patadas a todos los jugadores rivales, lo que hizo que siete de ellos no pudieran continuar en el partido por lesión, todo ante la pasividad arbitral. Uno de los jugadores estrellas de España, Ricardo Zamora, acabó con dos costillas rotas. También en otro encuentro con la favorita al título Austria, terminó con varias ‘extrañas’ decisiones arbitrales a favor de los locales. La final fue finalmente ante Checoslovaquia, donde se dice que Mussolini minutos antes del partido amenazó a sus jugadores si no salían campeones. Cuenta la leyenda que jugadores Checos vieron a los jugadores rivales temerosos y algunos de ellos, sospechando que tendrían represalias, se dejaron ganar. Finalmente, Mussolini se hizo campeón de lo que posiblemente es el mundial más corrupto y politizado de la historia del fútbol.
    Selección italiana haciendo el saludo nacionalista en los actor protocolarios.
  • 1 – ARGENTINA – LA DICTADURA ARGENTINA Y EL MUNDIAL DEL 78: En esta ocasión, el fútbol ayudó a ocultar las decenas de crímenes de Estado cometidos por la dictadura militar encabezada por Jorge Rafael Videla. La primera copa mundial ganada por Argentina está manchada de sangre. Este país se hizo anfitrión del evento futbolero más importante del mundo para 1978, es por esto que como en muchos otros casos, el dictador sanguinario Videla hizo todo lo posible por camuflar y esconder sus crímenes ante la oleada de periodistas internacionales que visitarían ese país con motivo del evento deportivo. Antes del comienzo del evento, trató de ‘embellecer’ Argentina, y ‘limpiar’ a este país de lo que ellos consideraban la ‘amenaza’ comunista, por lo que durante la etapa previa se maximizaron las masacres y las torturas. Videla y la junta militar tenían campos de tortura donde masacraban a estudiantes, profesores y decenas de contradictores y opositores a su gobierno. Argentina llegaba con un muy buen equipo en cabeza del goleador Mario Kempes y el mediocampista Daniel Pasarella, paradójicamente, el director técnico del equipo Cesar Luis Mennoti era militante activo del Partido Comunista. Argentina logró llegar con muchas dudas a la semifinal del mundial, pero tenía que derrotar por más de 3 goles al seleccionado peruano, que por ese entonces estaba muy bien conformado. Se dice que Videla visitó el camerino de los jugadores peruanos minutos antes del partido y los sobornó para que perdieran por más de 3 goles. Algunos dicen que les dio dinero a varios jugadores (entre ellos al arquero que era argentino nacionalizado), otros dicen que ofreció contratos con clubes argentinos importantes y algunos afirman que el pacto se dio directamente con el gobierno peruano, regalándoles barcos cargados con trigo (que llegaron días después a los puertos peruanos). También, en el libro de un hijo del capo del Cartel de Cali se dice que los hermanos Rodriguez Orejuela le pagaron a jugadores peruanos como parte de un favor al gobierno Argentino y el saldo de cuentas por el contrato de Carlos Bilardo, que en ese entonces se encontraba dirigiendo al Deportivo Cali ( y como parte de un favor a Alex Gorayeb, presidente del Dep.Cali). Lo cierto es que, mientras los aficionados gritaban los goles de su selección en el estadio Monumental de River, a pocos metros y al mismo tiempo se masacraban y se torturaban a decenas de argentinos, gritos de dolor que se perdían ante los aplastantes estallidos de gol.
    Jorge Rafael Videla celebrando un gol de Argentina en el mundial.
  •  contacto@elrelojcultural.com

Dejar una opinión