¿Por qué dos jugadores suizos celebraron con el águila bicéfala de Albania?

publicado en: Actualidad, Efemérides/Historia, Opinión | 0

Los futbolistas de la Selección de Suiza Xherdan Shaqiri y Granit Xhaka son de origen kosovar (Kosovo), un Estado no reconocido por Serbia; quien fue su rival en la segunda fecha del grupo E del mundial. Pero, ¿qué tienen en común estos dos futbolistas con el águila bicéfala de la bandera de Albania?

Foto: LAURENT GILLIERON (EFE)

El seleccionado de Suiza derrotó el pasado viernes 22 de junio a Serbia en un dramático partido correspondiente a la fecha dos del grupo E, integrado también por las selecciones de Brasil y Costa Rica. Durante este encuentro, uno de los aspectos que más llamó la atención fue la forma en la que celebraron los jugadores Xherdan Shaqiri y Granit Xhaka, autores de los goles en el triunfo 2-1 de los suizos ante los serbios. La celebración cargada de un contenido histórico y político al parecer, ha logrado abrir las heridas de lo que fue la denominada ‘Guerra de los Balcanes’.

En contexto: Hasta el siglo XII, Kosovo era un territorio ocupado casi exclusivamente por serbios; sin embargo, con el pasar de los años, la población albanesa alcanzó a constituir el 90% de sus habitantes. Tras las peticiones de autonomía de los albano-kosovares, Slobodan Milosevic, presidente de Yugoslavia se manifestó a favor de la minoría serbia; y luego de los ataques perpetrados contra edificios serbios, comenzó a usar la fuerza contra los albaneses a tal grado de ser acusado de genocidio. Esta guerra dejó huellas en la región y muchos albaneses que huyeron a países como Suiza. Finalmente, es en 2008 cuando Kosovo logra su independencia; la cual sigue aún sin ser reconocida por muchos de los países que conforman las Naciones Unidas, incluyendo a Serbia.

Al parecer, los padres de los futbolistas huyeron a Suiza por cuestiones políticas y sociales a principios de los años 90s, cuando Yugoslavia comenzó a desmoronarse y varios de sus pueblos comenzaron su proceso de independencia. Por eso, este no era un partido más para los futbolistas de la selección de Suiza. Se dice que hasta en Kosovo festejaron con caravanas incluidas.

La polémica surge entonces cuando los jugadores celebraron sus goles haciendo el gesto del águila bicéfala, un símbolo nacionalista icónico en varias culturas indoeuropeas, anclado en la bandera actual de Albania pero que suele relacionarse más con la ‘Gran Albania’; es decir, con un nacionalismo de quienes creen que este país debe reclamar territorios que le pertenecen por tener mayoría étnica: Serbia, República de Macedonia, Kosovo y Montenegro. El hecho no pasó desapercibido y varios medios de ese país hicieron títulos como:

“Xhaxa provocó vergonzosamente a nuestros fanáticos”

Por otra parte, los jugadores implicados trataron de disminuir la polémica afirmando que “esto es cuestión de fútbol y no de política…”

“¿Mi celebración después del gol en el minuto 90? Preferiría no hablar de ello. Estaba emocionado por haber marcado y nada más”, contestó Shaqiri cuando le preguntaron. “Sinceramente, a mí me daba igual el rival. El gol y la celebración eran para mi pueblo que siempre me ha apoyado, para mi patria y para mis padres”, explicó Xhaka el autor del gol del empate a uno.

A pesar de que la FIFA los multó con 8.660 euros (29,5 millones de pesos colombianos), los futbolistas podrán jugar el próximo partido frente a Costa Rica, correspondiente a la fecha tres que definirá a los clasificados.

 

Bonus: ¿Se imaginan ustedes hoy en día cómo sería un Equipo Yugoslavo, conformado por los Croatas Rakitić, Modrić, El Bosnio Dzeko, los Serbios Mitrović, Kolarov y los Serbo-Albaneses Nacionalizados Suizos Xhaka y Shaqiri, entre otros?

Dejar una opinión